Saltar al contenido

Tomate de El Perelló en Valencia

El tomate de El Perelló es un tomate de la variedad “valenciano” que se cultiva en esta pedanía del municipio valenciano de Sueca. Esta pedanía está situada en pleno Parque Natural de l’Albufera de Valencia entre el mar y l’Albufera de Valencia.

Denominación correcta del tomate del Perelló

La denominación correcta es: Tomate de El Perelló, que es el nombre de la pedanía. Tomate del Perelló, no sería la forma correcta de decirlo, que pensamos que puede venir del uso en valenciano del apostrofe entre la preposición y el artículo (d’El Perelló).

Cómo es el tomate de El Perelló

El tomate de El Perelló, es un tomate valenciano variedad Valenciano, por lo que es carnoso, de poca semilla, piel fina y no suelta agua al cortarlo. Es un producto ecológico de tradición y larga evolución de la variedad en la zona. El tomate valenciano, totalmente aclimatado por ser autóctono, es un tomate menos estético que el típico redondo de supermercado, es más “feo” por decirlo de algún modo, pero en este caso más que nunca, la belleza está en el interior. 

Al ser un tomate que no pasa por cámara y madura en la mata, conserva todo su sabor y textura. Por ello madura antes, con lo que el tiempo desde que se recolecta hasta que se estropea es menor, y hay que reducir los tiempos del proceso recolección-consumo, con lo que a nuestra mesa llega un producto fresco de temporada. El consumidor final obtiene un producto recolectado pocas horas antes de degustarlo. Como se suele decir, de la mata a la mesa. Y si quieres comprar tomates valencianos online, pídelos directamente de nuestra huerta.

Cuándo es la temporada del tomate de El Perelló

La temporada de cosecha del tomate de El Perelló, como todo tomate de la variedad valenciano, comienza entre abril y mayo. La temporada se inicia oficialmente con la subasta solidaria del primer lote, que tiene lugar en la Mostra de Proava, considerado como mayor evento agroalimentario de la Comunidad Valenciana, que se celebra en el antiguo cauce del rio Turia.

Cómo es la tierra donde se cultivan los tomates de El Perelló

Este tomate se cultiva en un microclima de tierras arenosas y se riega con aguas salitrosas por su proximidad al mar. De hecho en su origen se cultivaba en la arena al raso de las dunas, que protegían tanto la tomatera como su fruto del viento. 

Este tomate carnoso, dulce y jugoso, debe su sabor a que las tierras arenosas y el riego con las aguas salitrosas de l’Albufera. Estas tierras son, en ocasiones, antiguos bancales de arena de playa, y están repletas de sales minerales. La tomatera convierte en azúcares la salinidad de la tierra, y hacen de esta variedad valenciana un tomate más suave al paladar, con un característico sabor dulce que contrasta con la acidez típica de los tomates de otras zonas.

El cultivo del tomate de El Perelló

Es un cultivo ecológico de gran calidad que se obtiene de las tierras del Parque Natural de l’Albufera valenciana. En el Parque Natural está prohibido el uso de pesticidas y otros productos que pueden perjudicar el medio ambiente, y sólo se pueden utilizar productos fitosanitarios cuando la Consellería así lo permite por alguna plaga. Por ello el agricultor, en el resto de situaciones, debe combatir plagas y enfermedades de manera natural, convirtiendo el cultivo del tomate y cualquier producto del campo dentro del Parque Natural de l’Albufera, en un producto más seguro y natural.

Su cultivo sigue siendo tradicional ya que esta variedad no permite un adelantamiento de los tiempos de cosecha, por lo que no puede competir con otras variedades en cantidad de producto, quedándose en una producción reducida en pro de su calidad. Una calidad reconocida por mercados, críticos y restaurantes que conocen las bondades de esta variedad que solo se pueden disfrutar en temporada.

Tomate de El Perelló | Control de la variedad 

La Cooperativa de agricultores de El Perelló, ha trabajado la visibilidad de la variedad y ha creado una marca “tomates de El Perelló”, y sigue unas certificaciones y estándares para asegurar la calidad del producto que venden bajo la marca, haciéndoles pasar analíticas y controles de calidad que no todos los productores de la zona pueden cumplir, aunque no por eso son tomates de peor calidad, ni mucho menos.

Clases o variedades de la marca “Tomates de El Perelló”

Esta marca comercializa diferentes variedades de tomates cultivadas en la zona.

Tomate valenciano de El Perelló

Femella (hembra) o Arreplegat: son redondos y pueden alcanzar un gran tamaño. De forma achatada es irregular y acaba formando una hendidura.

Masclet (macho o machito): tienen forma de corazón y acaban en punta (pero no son los denominados corazón de buey). Son de menor tamaño que el anterior, de hombros verdes.

Tomate Marmade Cuarenteno

Su variedad Delizia es típica de esta zona. Se cultiva desde los inicios de la agricultura en El Perelló. Es plano y asurcado, muy adecuado para ensaladas por su sabor.

Calibre desde 67 mm.

Tomate Raf

Se produce en invierno y comienzos de primavera.

Tomate de ensalada

Hay dos variedades:

Éufrates y Birloque.

Ambas redondas y lisas de calibres entre 57 y 102 mm

Feria Gastronómica del Tomate de El Perelló

Esta feria se celebra en junio y consiste en un mercado valenciano donde artesanos, músicos y labradores muestran sus mejores productos autóctonos de la zona. En la feria se dan talleres, se hacen exposiciones sobre la cultura de Valencia, hay atracciones, zonas infantiles, conciertos y otras actividades, como jornadas gastronómicas en las que los principales restaurantes de la zona ofrecen platos con el producto estrella, el tomate de El Perelló, elaborados tradicionalmente.

Cómo se combaten las enfermedades o plagas en el Parque Natural de l’Albufera

El CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) ayudó a mejorar la producción de estas variedades de tomate valenciano con métodos naturales compatibles con el Parque Natural.

Para desinfectar el suelo se riega abundantemente el campo para después cubrirlo con plástico que hermetiza ese terreno fangoso que queda bajo el plástico.

Las semillas se seleccionan anualmente y se inoculan con insectos depredadores de las diferentes especies que afectan a las tomateras para controlar las plagas.

Los abejorros son los que se encargan de fertilizar, aunque de forma natural, las vibraciones del viento son suficientes para polinizar.

En este cultivo se aplica una única vez fitosanitarios blandos.

0
    0
    Cesta
    Cesta vacíaIr a la tienda
    Configuración